Se engalla Marybel Villegas Canché



La senadora Marybel Villegas Canché no se anda por las ramas; sabe que esta es su gran oportunidad para ser gobernadora de Quintana Roo y ha mandado un mensaje claro a la dirigencia nacional de Morena que en semanas próximas habrá de elegir mediante encuesta a quien les abanderé en la sucesión de Carlos Joaquín: “Si acuerdos debajo de la mesa; si hay imposición, me voy del partido”.
Villegas Canché así se ha armado de valor y ha convocado a las y los quintanarroenses a defender al estado y no permitir la continuidad y la impunidad del actual gobierno, y afirmó tener la confianza en que si la encuesta es real y seria, será la candidata de Morena al gobierno de Quintana Roo.
La senadora de MORENA, indicó que el riesgo de dar continuidad a la corrupción está presente, por lo que convocó a las y los quintanarroenses para que en el proceso interno de su partido se tome la mejor decisión en la que se establezca otro rumbo para Quintana Roo.
“En este proceso electoral, las y los quintanarroenses tenemos la gran oportunidad de decidir qué es lo que queremos para Quintana Roo, y Marybel Villegas no se quedará callada, voy a seguir defendiendo a mi estado que amo profundamente”, señaló.
Agregó que si bien es cierto está participando en el proceso interno de Morena no solapará, ni será cómplice de nada ni de nadie, “no permitiré que siga operando la delincuencia y en ese sentido reitero el llamado a todos los habitantes de Quintan Roo y, a fin de que más allá de los institutos políticos defendamos a Quintana Roo”.
Afirmó que encabeza las encuestas serias porque es la única oposición que ha señalado lo que padecen las y los quintanarroenses y es por ello que han gastado millones de pesos en campañas sucias para desprestigiarla a ella y a su familia.
Marybel Villegas, dijo que su aspiración es legítima, y siempre ha estado dispuesta a enfrentar los problemas del estado, sobre todo en el tema de la inseguridad, “vemos una falta de estrategia y de un verdadero interés por atender el tema de la seguridad que ya se le salió de las manos a las autoridades locales, y no es un tema exclusivo de la zona norte sino en todo el estado”.
A la delincuencia organizada se le ha sumado el acoso fiscal en contra de los empresarios lo que ha provocado el cierre de negocios y Quintana Roo ya no aguanta más.

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here