Nunca más…



Nunca más el Estado mexicano debe permitir injusticias contra ningún grupo étnico del país, afirmó el presidente Andrés
Manuel López Obrador al encabezar el acto de petición de perdón al pueblo yaqui por
agravios cometidos en el pasado:
“Deseamos ofrecerles perdón por los crímenes de Estado que se cometieron contra sus
antepasados, sobre todo durante el porfiriato, aunque no sólo durante esa dictadura.”
El primer mandatario reafirmó el compromiso de justicia para los pueblos yaquis y de
reparación de daños -en la medida de lo posible- con inversión para la dotación de tierras,
garantizar el derecho al agua y un programa de bienestar, acciones que se encuentran en
marcha mediante el trabajo conjunto con autoridades tradicionales.
“Estoy seguro de que, los tres años que me quedan como presidente, terminaré de cumplir
todos los compromisos que hoy estamos refrendando y acordando.”
Al encabezar la firma de Acuerdos del Plan de Justicia del Pueblo Yaqui y del decreto de
creación del Distrito de Riego 018 -y su transferencia al pueblo yaqui- acompañado por
gobernadores tradicionales e integrantes del Gabinete federal, el presidente puntualizó
que se implementan tres grandes acciones:
Primero, restituir hasta 20 mil hectáreas de tierras, de las cuales hoy suscribió la entrega de dos mil 943. En segundo lugar, garantizar agua para los pueblos y para la agricultura, lo que incluye que las propias autoridades administren el distrito de riego:
“Vamos a invertir, sólo en el plan hidráulico, alrededor de seis mil millones de pesos y es mi
compromiso para que haya agua en los pueblos yaquis.”
En tercer lugar, el presidente recordó que ya está en marcha el programa integral que
incluye mejoramiento urbano, a lo cual se suman mil 500 apoyos para vivienda entregados,
y comprometió una unidad médica del IMSS-Bienestar en cada pueblo de este territorio.

Salomón Nahmad y Sittón afirmó que se trata de uno de los compromisos que nuestro país
le debe a millones de indígenas, con quienes el Estado mexicano tiene una deuda
impagable. Agregó que no es posible un pacto federal si se mantiene la exclusión de los
pueblos indígenas, por lo que la pobreza y la desigualdad deben ser compensadas de
manera significativa:
“Hoy inicia el pago de esa deuda con un acto de justicia y de respeto al derecho
internacional. Este debe ser el inicio de un nuevo trato hacia estos pueblos porque es la
única forma de que México renazca desde sus raíces profundas del México profundo que
hablaba Guillermo Bonfil.”
Se pronunció por el reconocimiento constitucional de todos los derechos de los pueblos
indígenas, lo que incluye la autonomía de su territorio y la identificación de cada comunidad
indígena con su propio sistema de gobierno, terminando también con la discriminación
racial y cultural.
Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano señaló que debe haber justicia en el uso de aguas de la
cuenca del río Yaqui con la cancelación del acueducto Independencia y sanción a quienes
hayan violado la ley:
“Se evitaría así, como ha sucedido este año, 2021, que se retengan arbitrariamente 600
millones de metros cúbicos de aguas de la cuenca del río Yaqui en la presa de El Novillo,
que abastece la operación del acueducto Independencia en detrimento de los usuarios del
bajo río Yaqui, esto es gente de la tribu y muchos agricultores más.”
Igualmente, propuso la intervención del jefe del Ejecutivo federal para encontrar solución a
conflictos y divisiones para alcanzar la paz en el sur de Sonora.
El director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y titular de la
Comisión Presidencial de Justicia para el Pueblo Yaqui, Adelfo Regino Montes, recordó que
el presidente López Obrador y gobernadores tradicionales acordaron la construcción del
plan de justicia durante el encuentro en Pótam el 16 de octubre de 2019, con miras a lograr
una solución de fondo al despojo territorial y agravios en contra de los pueblos.
Agregó que, tras el continuo proceso de diálogo entre autoridades tradicionales y titulares
de las dependencias del gobierno federal, se construyeron los Acuerdos del Plan de Justicia
del Pueblo Yaqui que hoy firmaron el presidente y los gobernadores.
Detalló que el jefe del Ejecutivo federal también suscribió el decreto para devolver dos mil
943 hectáreas al pueblo yaqui, que formarán parte de su patrimonio, tanto a título colectivo como comunal.

 

 

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here