En obra del Tren Maya hay diálogo, no imposición



Como parte del diálogo y los acuerdos con las comunidades por donde pasará el Tren
Maya, el Gobierno de México entregó 16 viviendas nuevas en beneficio de 60
personas del ejido Haro —Escárcega, Campeche— que fueron reubicadas
voluntariamente a espacios dignos y confortables para liberar el derecho de vía.
El director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Javier May
Rodríguez, y la gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román, entregaron
sus llaves a quienes vivirán en mejores condiciones que cuando estaban a la orilla o
sobre la antigua vía férrea, donde ahora, en una nueva vía, transitará el Tren Maya.
Al respecto, Javier May subrayó que en todas las acciones relacionadas con la obra
del Tren Maya se cumple la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador
de actuar sin imposiciones, por lo que siempre se dialoga y se toman acuerdos que
beneficien a la población.
“El Tren Maya se construye con la participación de comunidades, ejidos y pueblos; es
un proyecto que nos va a beneficiar a todos, no nos excluye”, expuso al indicar que
había desconfianza de si se iba a cumplir lo prometido, pero ahora ya se entregaron
las viviendas y hay certeza jurídica de que nadie podrá quitar lo que ya es un
patrimonio de las familias de Haro.
Detalló que en el tramo 1 del Tren Maya, que va de Palenque a Escárcega, se
reubicarán 266 viviendas de familias que estaban asentadas en el derecho de vía,
pero que ahora contarán con una vivienda digna. Se trata, dijo, de una inversión de
285 millones de pesos.
Por su parte, la gobernadora Layda Sansores expuso que el Tren Maya es un proyecto
de desarrollo, pero con justicia, toda vez que el sureste mexicano cuenta con mucha
riqueza, pero siempre se había vivido “como pobres en tierra rica”.

Manifestó que una obra como el Tren Maya sí podía esperarse de un presidente tan
humano como el actual, quien cumple los compromisos a diferencia del pasado, en
el que había promesas sin cumplir.
En representación de las personas que recibieron viviendas nuevas, y luego de
aceptar las llaves de su nuevo hogar, Adelaida Escudero Tuz comentó que el
presidente López Obrador tuvo la idea del Tren Maya y “gracias a eso ahora contamos
con bonitas casas”. Recordó que su vivienda anterior consistía en “un cuartito y una
cocinita de dos metros y medio”, pero ahora ya tiene sala, comedor, un área para
lavar los trastes y un espacio para descansar en las tardes.
Comentó que tiene 60 años de vivir en Haro y nunca había visto tanta acción de los
gobernantes, pero ahora se ha cumplido. “Yo tenía muchas dudas, pero después vi
que empezaron a llegar y a construir. Lo que más me gustó fue cuando dijeron que
ningún niño se iba a quedar sin hogar, eso me dio tranquilidad”, expresó.
En su oportunidad, Ana Luisa Guzmán Ramos, subdirectora de Seguimiento de
Acciones de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), destacó que son mujeres 60
por ciento de las personas beneficiadas en Haro con las nuevas viviendas.
Agradeció la confianza de la población hacia el gobierno, la Conavi y el proyecto del
Tren Maya. “Como trabajo interinstitucional hemos podido lograr viviendas
adecuadas a sus necesidades, no fue algo que se platicó y no se cumplió”.
Con recursos del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y en coordinación
con el gobierno de Campeche, las viviendas fueron construidas por la Secretaría de
Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), a través de la Conavi.
En el evento también estuvieron presentes el secretario de Gobierno de Campeche,
Aníbal Ostoa Ortega; el presidente municipal de Escárcega, Silvestre Lemus Orozco;
el coordinador general de la oficina de la gobernadora, Armando Toledo Jamit; así
como el comisario ejidal y el agente municipal de Haro, Francisco Contreras Salazar
y Pedro Jiménez Lara, respectivamente

 

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here