Familiares de ex gobernadores de Tabasco, dueños de Xcaret, depredadora del medio ambiente



Horas después de que en la sección de quién es quién en las mentiras –que se promociona en mañaneras de todos los miércoles–, se acusara a Xcaret de haber impactado de manera negativa cenotes y ríos subterráneos tanto en Quintana Roo como en Yucatán, se reveló que dicha concesión la ostentan desde hace más de cincuenta años, primos de dos ex gobernadores de Tabasco, Roberto Madrazo Pintado y Manuel Gurría Ordoñez, rivales políticos desde siempre del hoy presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Lo anterior lo reveló al Diario Luces del Siglo, el ex líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Salvador Ramos quien aseguró que Carlos Constandse Madrazo es primo de Roberto Madrazo, en tanto que Miguel Quintana Pali es primo del exmandatario de los tabasqueños, Manuel Gurría.

“Ellos son los dueños de esa concesión que ha durado más de cincuenta años; ellos son los responsables directos de cometer daños irreversibles al medio ambiente a través de Xcaret; han construido todo un gran emporio violentando la naturaleza, ríos artificiales, y han hecho un gran negocio, han mercantilizado esas zonas turísticas.

“Ellos son los responsables directos de haber monopolizado la prestación de servicios como la venta de artesanías, la comida, el transporte y todo lo relacionado con la actividad turística”, sentenció el líder obrero y campesino, así como uno de los pioneros habitantes de Quintana Roo.

“Yo me acuerdo que Manuel Gurría y yo éramos compañeros diputados y me decía (de Quintana Pali), ahí te encargo a mi primo”, dijo en la entrevista Salvador Ramos quien inclusive solicita que se investigue no solo esa concesión que tienen de Xcaret, sino también el contrato laboral con sus trabajadores, toda vez que, asegura, les han robado millones de dólares por concepto de propinas, además de que llevan años con el mismo sueldo y sin prestaciones económicas de ley como lo es el reparto de utilidades.

En su conferencia mañanera de este miércoles 27 de abril, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador dio pie a la funcionaria Ana Elizabeth García Vilchis, para que expusiera el caso de la violación a las leyes ambientales por parte de Xcaret.

“Hay ecocidios que seudoambientalistas no quieren ver, sólo quieren protestar contra Tren Maya. A nombre de la protección al medio ambiente, algunas personalidades y activistas critican al Tren Maya, han usado información falsa, han manipulado videos de cenotes que no corresponden al Tren Maya, han utilizado fotos de madera de selvas de otros países, muestran jaguares atropellados en Sudamérica como si fueran de la península de Yucatán debido al tren, pero los llamados ambientalistas voltean para otro lado cuando se informa la verdadera devastación ambiental en la región.

“A diferencia del Tren Maya, que no afectará lugares naturales, la empresa privada Xcaret, que opera ocho parques temáticos en la Riviera Maya y en Yucatán, ha impactado de manera negativa cenotes y ríos subterráneos.

“En particular, el Grupo Xcaret está construyendo un nuevo desarrollo en Valladolid, Yucatán; está uniendo cenotes, creando ríos subterráneos y perforando el subsuelo para construir hasta una iglesia”, abundó la funcionaria del gobierno federal.

Por el momento, agregó, está cerrado por la Profepa; se trata del sitio Xibalbá, que significa ‘El inframundo Maya’. Así lo presenta: ‘Xibalbá, la puerta de entrada al desconocido mundo subterráneo de Yucatán’. Es una reserva natural exclusiva del Grupo Xcaret que cuenta con icónicos escenarios, pero “todo a costa de los cenotes y del subsuelo”, denunció García Vilchis y mostró un video para señalar los daños al medio ambiente.

El Grupo Xcaret anunció que el proyecto ecoturístico Xibalbá abrirá sus puertas a finales de 2022. El principal atractivo de Xibalbá es un circuito de ocho cenotes que se recorre en varias horas a lo largo del canal artificial.

“Grupo Xcaret ha perforado cenotes y abrió túneles para crear ríos subterráneos de manera ilegal, causando daños ambientales irreversibles, modificó paredes, techos, bóvedas, desvió ríos subterráneos, amplió cavidades y colocó vigas en los cenotes, entre otras violaciones a las leyes ambientales.

“A pesar del daño causado por la empresa por unir cenotes y crear ríos subterráneos, no se han escuchado las denuncias de ambientalistas ni amparos de ONGs, ni campañas #SelvameDeXcaret o algo por el estilo”, acusó la funcionaria federal.

 

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here