Regulación de cannabis en México es proyecto nacional: Revolución con Flores



El consumo de cannabis en nuestro país es legal para personas mayores de 18 años. La
SCJN ya declaró inconstitucional la prohibición al uso lúdico de la marihuana; sin embargo,
dejó un hueco con respecto a la regulación de la planta. Es decir, sigue siendo ilegal la
producción, transformación, transportación, compra y/o venta.

Según datos de New Frontier Data, México representaría el mayor mercado de cannabis del
mundo por población, debido a que hay alrededor de 2.3 millones de consumidores y el
valor del mercado en el país podría alcanzar los 3,200 mdd.

Es preciso recalcar que tanto los medios de comunicación, como los propios representantes
de la industria, se han limitado a hablar sobre el potencial económico que puede traer a
nuestro país la regulación de la cannabis, olvidándose de la responsabilidad social que esto
conlleva, así como de las heridas sociales causadas a partir de la prohibición y de una
guerra contra el narcotráfico.

El promedio de impunidad en México es del 96 por ciento, lo que nos convierte en uno de
los 10 países más corruptos y violentos del mundo. La situación actual en la que nos deja la decisión de la SCJN fomenta el incremento de conductas violentas y traerá mayores
problemas de salud pública. Los carteles mexicanos redujeron la producción, tráfico y venta
de la marihuana, ya que el costo-beneficio ha disminuido; por lo que han optado por traficar drogas que representen un negocio más rentable.

“Si es claro que la legalización de la cadena productiva de marihuana en México no afectará
sustantivamente las finanzas de los carteles, ni la violencia que genera la competencia entre ellos, ¿en qué beneficia esta ley?” Comentó la periodista Anabel Hernández.

La autoridad ya dio el primer paso, pero desde entonces, ¿dónde está la Industria Mexicana
de la Cannabis y sus propuestas? La regulación de la planta no es tarea exclusiva del
gobierno, para convertir el problema del tráfico de cannabis en oportunidades, es vital que la nueva industria se tome enserio su trabajo y en conjunto con las autoridades, creen un plan que contemple igualmente a la sociedad para hacer de esta regulación un proyecto
nacional.

Denyse Espinosa de los Monteros, presidenta y co-fundadora de Revolución con flores,
afirmó, “Sin duda, la regulación de la cannabis en México traerá una gran derrama
económica que crecerá año tras año, pero esta regulación no solo se traduce en ganancias
económicas para unos cuantos, es necesario hablar hoy en día de cómo esto beneficiará
tangiblemente la vida de más de 120 millones de mexicanos. Este suceso histórico es la
llave para comenzar a crear un nuevo tejido social.”

 

 

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here