En su Cuarto Informe de Gobierno, Carlos Joaquín da manotazo a “ambiciones personales”



Que en Quintana Roo “que nadie se apure ni se ponga nervioso; los tiempos electorales los marca la ley y no las ambiciones personales”, sentenció el Gobernador de esa entidad peninsular, Carlos Joaquín al rendir su Cuarto Informe de Gobierno ante el Congreso del Estado.

Iniciado por el Instituto Nacional Electoral el proceso electoral federal y local, Carlos Joaquín adelantó que “los tiempos que se vienen no son de un partido, sino de muchos partidos”.

Por ello consideró que si la clase política quintanarooense “quiere recuperar la confianza de los ciudadanos, debe dejar de lado todo aquello que siembra rencor, autoritarismo y división.

“La política no debe ser narcisista, sino altruista, cerca de la gente; no es una lucha ni carrera de quien tiene el ego más grande, sino más compromiso y menos apetencia de poder; menos juegos políticos y más dignidad humana, menos ambiciones personales”, aseveró.

Por su parte, se comprometió que ante estos meses intensos que marcarán el proceso electoral, en su gobierno habrá reglas claras, transparencia y apego al marco de la legalidad, sin acarreo de gente de otros estados, sin manipular resultados, y ganará nuevamente quien tenga que ganar porque así lo decidirán los ciudadanos”.

Sostuvo que “los actuales no son tiempos de titubeos por lo que construimos un solo frente común entre el gobierno, trabajadores, empresarios, profesionales, indígenas, para protegernos de la pandemia”.

Manifestó que “ningún dirigente, ningún gobernante, por más capaz que sea, puede enfrentar una crisis como la que hemos vivido, si no hay una ciudadanía dispuesta a colaborar”.

Pero, dijo, no basta con ello. Y exigió al Poder Legislativo Federal y al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cambiar las reglas de operación del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

Argumentó que nueve de los doce meses del año, en Quintana Roo “estamos expuestos a pérdidas por los fenómenos naturales, y los recursos del Fonden son casi inaccesibles por la vulnerabilidad, porque no contemplan daños por inundaciones y afectaciones a zonas rurales.

“En apego a las reglas de operación, se solicitó declaratoria de emergencia al Gobierno Federal, pero del presupuesto requerido, solo nos dieron 20 por ciento y el gobierno estatal cubrió el 80 por ciento.

“Por ello hago un llamado respetuoso a legisladores federales y al Gobierno Federal reconsiderar la operatividad del Fonden, cambiar su estructura, para que recursos sean distribuidos para apoyar a quienes realmente necesitan”, enfatizó.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here