Acapulco en crisis por la mezquindad de sus servidores públicos



A los habitantes del Puerto de Acapulco cuando no les llueve sobre mojado, los sorprende un temblor con más de mil réplicas. Pero lo peor no lo trae la naturaleza. Lo peor es la mezquindad de su clase política que sólo se ha enriquecido de manera vil, dejando en la miseria a su población e inundadas de basura sus calles por la falta del más elemental de los servicios públicos a los que está obligado todo servidor público.

Regidores ganando 70 mil pesos mensuales, más 140 mil pesos por debajo de la mesa sin tener que reportar en qué se gastan esos 210 mil pesos cada mes; armas de fuego extraviadas en la corporación policial, y un conflicto reciente entre la actual edil, Adela Román Ocampo, y la alcaldesa electa, Abelina López, ambas surgidas de Morena.

La segunda ha solicitado a la primera, 200 millones de pesos para cubrir la demanda de recolección de basura pero ésta ha dicho que no hay dinero para ello, menos para pagar a las empresas piperas que surten de agua al ayuntamiento.

La gente se ha hartado y ha salido a las calles a tirar su basura. Mientras tanto el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador también ha reprochado la indolencia de los servidores públicos del puerto de Acapulco. Pero parece que nada le importa a esos pésimos funcionarios.

 

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here