Secretario de Salud comparece en el Senado



La coordinación entre las diferentes dependencias del gobierno involucradas en la atención de la emergencia sanitaria contribuyó al avance de la reconversión hospitalaria y la Estrategia Nacional de Vacunación, con lo que se ha reducido la velocidad de contagios y fallecimientos ocasionados por COVID-19, afirmó el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela.
Al comparecer ante la Comisión de Salud del Senado de la República con motivo de la glosa del Tercer Informe de Gobierno, Alcocer Varela destacó que de manera conjunta se han implementado acciones de prevención, detección y atención médica que permitieron enfrentar y reducir el impacto.
En la actualidad, la tercera ola epidémica lleva 11 semanas de descenso sostenido y las hospitalizaciones disminuyeron 78 por ciento con respecto al pico máximo en enero, destacó.
La Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS-CoV-2 ha sido una de las medidas más exitosas al reducir la carga de enfermedad y las defunciones por esta causa. A la fecha, 67 millones 950 mil 153 personas cuentan con al menos una dosis, y se han recibido o envasado en México 127 millones 689 mil 345 biológicos de siete farmacéuticas.
Alcocer Varela detalló que se puso en marcha el programa Fortalecimiento de la Atención Médica ante la Pandemia de COVID-19, para reforzar acciones en las entidades con atención primaria a la salud en 240 unidades médicas móviles que
otorgaron más de 71 mil consultas. También se realizaron casi 400 mil acciones de prevención y promoción de la salud enfocadas a la detección y atención de síntomas del virus SARS-CoV-2.
Ante integrantes de la Comisión de Salud y en la sesión en la cual también compareció el titular del Insabi, Juan Antonio Ferrer Aguilar, el secretario Alcocer Varela precisó que fueron reconvertidas once mil 681 camas para la atención de pacientes con COVID-19 en estado crítico.
Desde junio del 2020 se instrumentó un sistema de estimación regionalizada del comportamiento de la pandemia, denominado Semáforo de Riesgo Epidémico COVID-19, el cual es de observancia general y de orden público en todas las entidades federativas.
En cuanto a la inversión en la materia, dijo que este gobierno se encuentra comprometido con la salud del pueblo de México, y con el apoyo del Congreso de la Unión, el presupuesto del 2021 fue 12.9 por ciento mayor al del 2020. Para 2022, el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), considera un incremento de más de 46 mil millones de pesos adicionales para hacer frente a la pandemia, mejorar los servicios de salud, formar a más personal médico y continuar trabajando en la gratuidad para la población sin seguridad social.
Se asignaron seis mil 312 millones de pesos al programa Gratuidad y Gastos de Bolsillo de los Servicios de Salud en los Hospitales e Institutos para los servicios de atención especializada que se brindan a la población sin seguridad social. Esa cantidad es adicional a los 8 mil 881 millones de pesos autorizados en el PEF 2021.
Asimismo, resaltó que se dio especial atención al abasto de medicamentos oncológicos. En enero del 2020 se identificaron 28 claves en potencial desabasto, ante lo cual, se realizaron compras internacionales y durante 2021 se distribuyeron más de 277 mil piezas de fármacos en las 26 entidades federativas adheridas al Insabi. Para 2021, la distribución está programada para 30 entidades.
En cuanto a infraestructura y equipamiento médico, informó que el Insabi coordina los esfuerzos en todos los estados, con el propósito de garantizar la prestación de servicios, en respuesta al derecho a la salud universal.
El secretario Alcocer Varela también se refirió a los avances en la atención del VIH, promoción de hábitos saludables y abasto de medicamentos, entre otros temas.
En su comparecencia ante la Comisión de Salud, el director general del Insabi, Juan Antonio Ferrer Aguilar, presentó los resultados sobre abasto de medicamentos, financiamiento, rehabilitación, mantenimiento de la infraestructura hospitalaria y adquisición de equipamiento médico, así como la contratación, regularización y capacitación de personal.
Ferrer Aguilar aseguró que el Insabi está comprometido con la gratuidad de los servicios de salud en los tres niveles de atención y recordó que, desde el 1o de diciembre de 2020, las personas sin seguridad social no realizan pago alguno por servicios médicos, en cumplimiento de la instrucción presidencial.
Informó que este instituto ya realizó la compra de medicamentos al 31 de junio de 2022. De 2021 se ha completado 96 por ciento de compras, de las cuales 50 por ciento ya se entregó. Ahora el reto es que las medicinas lleguen a los pacientes.
Agregó que el Insabi trabaja para poner orden en los programas de recepción que establecen las propias entidades con el propósito de evitar el robo y comercio ilícito de medicamentos en los estados.

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here