Ola migrante imparable



La Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC) ha utilizado porras y gas lacrimógeno para dispersar a los migrantes hondureños que tratan de continuar su viaje hacia Estados Unidos.

El sábado la caravana desbordó a los agentes desplegados en Chiquimula, pero este domingo las fuerzas de seguridad ha logrado frenar la caravana en el kilómetro 177 de la Ruta al Atlántico de Guatemala, según ha informado el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM).

Tras los enfrentamientos, los bomberos acudieron para prestar auxilio a los heridos y constataron varios lesionados, tanto migrantes como miembros de las fuerzas de seguridad.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here