¡Oh eh! ¡Oh eh! ¡Oh eh¡ ¡Oh eh! ¡Rommel!



Toda una vida de piscina en piscina…

Una y otra vez desde el trampolín de tres metros…

Clavado tras clavado…

Ya de día, ya de tarde en tarde…

Hasta que llegó el momento de su retiro en los Juegos Olímpicos de Tokio…

Así llegó al final de su carrera deportiva, este 3 de agosto, siempre optimista, lleno de energía…

Giros al frente, dos y media atrás, tres y media adentro, Giros de holandés, clavado estrella tres y medio holandés y cuatro y media al frente…

Fueron sus últimos seis clavados para colocarse en el sexto sitio de un total de doce estrellas y portentos en clavados a nivel mundial.

El Yucateco Rommel Pacheco ha hecho historia y sin duda alguna merece que su nombre sea grabado así, con letras de oro, plata y bronce, porque se ha ganado la mejor medalla: el corazón de todo México.

 

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here