México en Guerra



Este viernes 26 de junio será recordado por una de las reacciones de guerra de más alto impacto que el Cártel Jalisco Nueva Generación ha emprendido en contra del Estado Mexicano.

Mientras la Ciudad de México se cimbraba por el atentado en contra del jefe de policía de la capital del país, Omar García Harfuch, en Michoacán –tierra del líder de ese grupo criminal, Nemesio Oseguera Cervantes–, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador encabezaba reunión del Gabinete de Seguridad.

Ahí, en Morelia, se enteró de esa acción criminal… pasaban las seis de la mañana cuando entre penumbras una treintena de sicarios de esa estructura criminal montaron un operativo perfectamente bien sincronizado en Paseo de la Reforma en las Lomas.

Fueron jóvenes de Guerrero, Nayarit, Chihuahua, Michoacán, Guadalajara y Colombia, fueron contratados por El Mencho desde finales de mayo para luego organizarlos en cuatro células de siete integrantes cada una.

Sus madrigueras las establecieron en las alcadías Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo. Ya entrada la noche del jueves 25, fueron a recoger el armamento a bordo de una camioneta Suburban color negro y otra de color blanco desde las cuatro de la mañana de hoy para verificar si pasaban patrullas, según consta en las primeras pesquisas de la Fiscalía.

Con una camioneta de tres toneladas y media y una suburban, interrumpieron el avance del convoy en el que viajaba Harfuch, para dejarlo sin escapatoria alguna.

El fusil Barret calibre 50 y armas de fuego de alto poder impactaron una y otra y otra vez en la camioneta suburban en la que viajaba el jefe de la policía capitalina; las cámaras de la secretaría bajo su mando, registraron la saña de los sicarios enviados por Nemesio Osegera Cervantes, El Mencho.

Dos escoltas de Harfuch perdieron la vida, él vive para contarlo tras tener éxito de la cirugía que se le practicó como consecuencia de tres balas que impactaron en su cuerpo. Una mujer también perdió la vida, una de las miles de víctimas colaterales de esta guerra iniciada con Felipe de Jesús Calderón Hinojosa quien sin ninguna visión de jefe de Estado declaró esta guerra sin fin a los carteles de las drogas.

Este atentado no fue el único acto de guerra de este 26 de junio; en Fresnillo, Zacatecas de los cárteles de las drogas dejaron 14 cuerpos sobre la carretera.

El Mencho no es el único que recientemente ha declarado la guerra al gobierno mexicano; en días recientes, el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yepez, El Marro, sentenció que será “una piedra en el zapato” para el Estado Mexicano.

El secretario de Seguridad del Gobierno Federal, Alfonso Durazo reveló que en días recientes, varios secretarios de seguridad pública y funcionarios han recibido amenazas de muerte.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here