Inician las obras de El Tren Maya



Y lo hizo… no quería que fuera virtual y se trasladó hasta el municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo para dar el banderazo de inicio de la principal obra de su sexenio, El Tren Maya.

Tan pronto terminó su discurso, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, apresuró sus brazos hacia la bandera azul que ya le acercaban; pronto se hizo de ella y la ondeó y ondeó con una larga sonrisa.

Ha comenzado la obra y este lunes 1 de junio de 2020, se ha convertido en el día uno de esta gran construcción para comunicar antiguas ciudades mayas, la zona arqueológica más importante del mundo, la zona maya con toda su riqueza cultural.

El Tren Maya también comunicará a las ciudades coloniales, modernas, del sureste y permitirá llegar a la ciudad amurallada, una de las ciudades más bellas de México.

El tren va a permitir que se visite Mérida con su tradición cultural excepcional, la nueva ciudad de Cancún y así, dijo Obrador, reivindicar al sureste del país”

El año próximo, cuando ya esté a toda su capacidad esta obra, se calcula que se van a crear alrededor de 150 mil empleos directos. Por lo pronto la obra iniciará en Lázaro Cárdenas, con un tramo de 260 kilómetros de Izamal a Cancún.

Ahí se habrá de construir dos nuevos carriles para la autopista, para que se mantenga con cuatro carriles y, al mismo tiempo, las vías para el nuevo ferrocarril, doble vía de Mérida a Cancún, con la idea de que haya un tren de carga y un tren de pasajeros, que vaya por los pueblos, por las estaciones, donde la gente pueda trasladarse y un tren turístico para aprovechar la afluencia turística que llega a Cancún y que puedan conocer el sureste, que no sólo vayan por lo que significa la belleza del mar del Caribe o del golfo, sino también por la riqueza cultural de esta región.

Sacbé, dijo en su momento, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, “es una palabra maya que significa camino blanco, era la palabra con la que la antigua civilización maya se refería a las vías cubiertas por piedra blanca, tenían 20 metros de ancho y hasta 300 kilómetros de largo, y conectaban plazas, templos, ciudades entre sí en todo el territorio de lo que hoy conocemos como la península de Yucatán.

“Los sacbés más conocidos son los de Chichen Itzá, Uxmal, Izamal, Cobá, Tulum, el de Puerto Morelos. Estamos hablando de cientos de años de conexión entre grandes ciudades, entre personas y comunidades que hoy gracias al inicio de las obras del Tren Maya cobran una nueva dimensión e identidad”, consideró.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here