Catástrofe nuclear a la vuelta de la esquina

En Zaporiyia –una de las diez plantas nucleares más grandes en el mundo–, el bombardeo no cesa. Son días de guerra de Rusia contra Ucrania. Y los expertos de la ONU ya hablan de una catástrofe nuclear, similar y quizá de mayores proporciones, que el desastre provocado en Chérnobil, uno de los peores accidentes nucleares de la humanidad.

Los expertos dicen que aunque los edificios que albergan los reactores de Zaporiyia están protegidos por concreto reforzado que puede soportar una bomba o un misil errante, una interrupción del suministro de electricidad pudiera apagar los sistemas de enfriamiento esenciales para la seguridad de los reactores. Los generadores diésel de emergencia pueden ser poco confiables.

Paul Dorfman, experto en seguridad nuclear en la Universidad de Sussex, en Inglaterra, alerta que si bien los ataques hasta ahora entre tropas rusas y ucranianas, no han dañado los reactores ni el almacén de combustible nuclear, sí han destruido equipo auxiliar.

Eso no es todo, se retiró la planta de la red de electricidad de Ucrania luego que se desconectó su línea de transmisión debido a un incendio causado por los bombardeos. Pendiente de reparaciones, el único reactor operacional en la planta estaba generando la electricidad que la misma necesita para su propia seguridad en el llamado “modo de isla”.

Si un misil, alguna bala u otro proyectil, llega a la zona “modo de isla”, la humanidad está a nada de presenciar una hecatombe mundial.

 

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here