Ni un tornillo ni tuerca alguna se van a nacionalizar



La secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle, sostuvo que con la iniciativa de reforma eléctrica “no se va a nacionalizar ni un tornillo ni una tuerca”, por lo que la iniciativa privada podrá hacer negocio en la generación de energía eléctrica con “auténtica competencia, justa y pareja”.

La funcionaria explicó que el planteamiento enviado por el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso, el pasado 30 de septiembre, establece que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) generará como mínimo el 54 por ciento de la energía eléctrica, mientras que la iniciativa privada, el 46 por ciento.

“Esto garantiza a todos los mexicanos seguridad energética: la CFE mantiene su misión de servicio social y las tarifas de la luz se podrán mantener a un precio por debajo de la inflación”, dijo al aclarar que dicha empresa pasará a ser un organismo del Estado con personalidad jurídica y patrimonio propio, responsable de la electricidad y del Sistema Eléctrico Nacional.

Detalló que se busca que la CFE sea autónoma en el ejercicio de sus funciones y administración; además estará a cargo a de la ejecución de la transición energética en materia eléctrica.

Nahle García precisó que se propone también que las subsidiarias creadas a partir de la reforma energética, impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, pasarán a integrarse a la Comisión.

Por lo anterior, con el objetivo de contar con un orden de mérito de costos de producción “y no de manera caótica como la reforma energética” el Centro Nacional de Control de Energía se reincorporará a la CFE, lo que ayudará a ésta a vender su electricidad y a obtener más beneficios.

“Se seguirá garantizando llevar a los 46.2 millones de usuarios energía constante las 24 horas a precios bajos”, comentó.

Respecto a la transición energética en materia de electricidad, la CFE, dijio, se encargará de mantener los márgenes establecidos en los compromisos internacionales, por lo que al 2024, al menos el 35 por ciento de la generación de energía, será energía limpia.

“Vamos a ir caminando a la transición energética de la mano con los programas de protección al medio ambiente, de acuerdo con la innovación tecnológica mundial”, comentó la funcionaria federal.

En torno al litio, s

ostuvo que este mineral es propiedad de la nación, por lo que descartó que se vayan a entregar concesiones para su explotación, pero aclaró que las funciones que el Estado ejerza no constituirán un monopolio.

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here