Monreal rechaza ser chivo expiatorio por derrota de Morena en CDMX



El líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, afirmó que en el pasado proceso electoral no traicionó al movimiento en la Ciudad de México, y advirtió que no será “chivo expiatorio de nadie”.
Después de la reunión del Grupo Parlamentario donde se analizó la agenda legislativa prioritaria, el coordinador de Morena fue cuestionado sobre el derrumbe del partido en algunas alcaldías de la capital del país.
Ricardo Monreal dejó en claro que no es dirigente de partido ni tuvo responsabilidad partidista alguna en la Ciudad de México y ni en otra región del país. “No estoy dispuesto a ser chivo expiatorio de nadie. Soy un hombre serio, respetable y responsable de lo que hago”, acotó.
La decisión de los electores en todo el país debe respetarse y hacer valoraciones objetivas y realistas.
Morena, agregó el legislador, debe revisar su estrategia, sus procedimientos de selección de candidatos, su cercanía con los electores y su relación con los sectores de la población.
Subrayó que con el Presidente de la República vive una etapa de respeto y de compañerismo, además “nunca he tenido una expresión de desacuerdo, incluso, les puedo decir que me reúno frecuentemente con él para revisar la agenda legislativa”. Aseguró que nunca ha tenido un solo punto en el que haya desencuentro “y no lo habrá”.
Mi vida siempre ha sido de adversidades, para mí no ha sido fácil avanzar. Por eso no creo en las intrigas palaciegas y soy muy resiliente a ese tipo de políticas de descalificación.  Siempre soy cuidadoso en no responder con la misma violencia con la que se escribe, respeto a todos, precisó.
Monreal Ávila dijo que es un hombre público y por ello está sometido al escrutinio público, por lo que “no actuaré con imprudencia”. Siempre procuraré la unidad, estoy en contra del sectarismo, la exclusión y de reproducir las noches de los cuchillos largos, señaló.
Señaló que entiende muy bien lo que sucede en el país y ve con mucha claridad lo que pasa en el horizonte y lo que se debate en el país. “Estoy consciente del lugar que ocupo y desempeño. Tengo bastante trabajo en el Senado y los resultados son fáciles de comprobar en mi trabajo legislativo al que estoy 100 por ciento dedicado”, expresó.
Para Ricardo Monreal lo que sucedió en el pasado proceso electoral es que la gente decidió votar, por lo que consideró una falta de respeto atribuir la derrota de Morena a una persona o corriente, además es otorgarle demasiado poder a la persona a la que se le menciona.
Al ser cuestionado sobre si el supuesto conflicto entre Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum le favorece en sus aspiraciones presidenciales, el líder de Morena en el Senado afirmó que no está pensando en eso, pues lo único que le preocupa en estos momentos es fortalecer la institución presidencial, consolidar la transición política y profundizar el cambio de régimen.
Recordó que lleva 46 años en el servicio público, por lo que está claro que no se debe actuar de manera precipitada, ventajosa o mezquina. “Aquel que se atreva a adelantar los ritmos y los tiempos no es más que un suicida político. Yo no lo soy”.
 “No nos mueve ninguna aspiración o “ambición vulgar”, recalcó, pues lo que necesitamos es construir país y demostrarle a la gente que tenía razón al apostarle al cambio.
En los espacios perdidos debemos reconstruir nuestra relación con los electores que se fueron, agregó, en lugar de buscar como descalificar y culpar sobre las torpezas de las decisiones tomadas”.

Dejar una respuesta:

Please enter your comment!
Please enter your name here