Hormigas presagian severa sequía en Yucatán

Yucatán padecerá la sequía más intensa de los últimos 34 años, situación que se sumará a la contingencia por el coronavirus Covid-19.

De acuerdo con los modelos de predicción meteorológica, la crítica situación de este año es comparable con las que se vivieron en 1986 y en 1962 en la mayor parte de la Península.

Incluso, hay evidencias estadísticas de que la sequía de este año se adelantó y deja sentir sus efectos desde febrero pasado.

Sus principales consecuencias se podrían reflejar en las actividades del campo, en la extracción de agua para consumo humano y uso agrícola y, de no tomarse las precauciones suficientes, en la salud de la gente.

Mérida será la urbe donde se resentirán más el ambiente caluroso y las temperaturas altas en todo el sureste de México”, alerta Juan Vázquez Montalvo, meteorólogo del Comité Institucional para la Atención de Fenómenos Meteorológicos Extremos de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), en entrevista exclusiva con el Diario de Yucatán quien asevera que “todo indica que la temporada de sequía de 2020 será la más fuerte desde 1986”.

y agrega: “Las hormigas han estado chambeando igual, están llevando mucha comida a sus nidos”, abunda. “Es presagio de que viene una sequía muy fuerte y se están abasteciendo”.

El consultor en hidrometeorología hace notar que la sequía de 2020  preocupa particularmente a los expertos porque es el segundo año consecutivo en que las lluvias de enero a marzo han estado muy por debajo del promedio.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here