Inicia proyecto de conservación y restauración de Ek’ Balam, en Yucatán

MÉRIDA.— La Secretaría de Cultura federal, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dará inicio al Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza) en Ek’ Balam, ubicado en el nororiente de Yucatán.

Mediante el Promeza se desarrollarán trabajos arqueológicos en la Acrópolis de la zona, abarcando acciones de conservación, restauración y consolidación de monumentos de este sitio perteneciente a la cultura Maya; se contempla una inversión de 25 millones de pesos y el empleo temporal de 80 personas, entre especialistas y gente de las comunidades de Ek’ Balam, Temozón y Valladolid.

⇒ Durante 12 meses, los investigadores y restauradores intervendrán los monumentos y buscarán solucionar problemas de conservación de dicho sitio, el cual se abrió al público hace 21 años, después de un extenso proyecto de restauración.

La arqueóloga Leticia Vargas y el arqueólogo Víctor Castillo, adscritos al Centro INAH Yucatán, dirigirán las tareas de investigación, y la restauradora Alejandra Alonso, de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH, el proyecto de conservación y restauración en la zona arqueológica.

La restauración de la fachada de la Acrópolis implicará trabajos interdisciplinarios, basados en los criterios de mínima intervención, retratabilidad, reversibilidad, compatibilidad de materiales y estabilidad en los bienes, así como la diferenciación de las intervenciones respecto de los elementos originales.

El enfoque en el análisis de la fábrica de los elementos decorativos, de los relieves y los materiales pétreos de la Acrópolis, en esta ocasión permitirá identificar y plantear el control de los deterioros ocasionados por fenómenos climáticos, como los ocurridos en 2020, que causaron importantes concentraciones de humedad al interior de los mismos y cuyo proceso de secado dilatará muchos años.

Alejandra Alonso enfoca la atención a los daños en los elementos decorativos de la fachada teratomorfa de la estructura conocida como Sak Xok Naah (“la casa blanca de la lectura”, en maya yucateco), en el cuarto nivel de la Acrópolis; además de las representaciones de serpientes con escritura jeroglífica, así como elementos escultóricos en piedra y en estuco que recubren las portadas de los edificios ubicados en los niveles inferiores.

La experta del INAH apunta que los recursos del Promeza, destinados a fortalecer la infraestructura de los sitios colindantes a la ruta del Tren Maya, agilizarán estas tareas. “Las primeras acciones consistirán en eliminar y retirar con vapor de agua a presión la microflora de las fachadas con mayores escurrimientos pluviales, pues las cubiertas se dañaron con los fuertes vientos y la lluvia continua”.

Ek’ Balam, “Lucero-Jaguar”, tuvo su apogeo en el periodo Clásico Tardío (600- 900 d.C.), y posiblemente fue sede del reino de Talol.  El gobernante Ukit Kan Le’k Tok’ (770-801 d.C.) mandó a edificar la mayor parte de la Acrópolis, siendo el Sak Xok Nahh su sepulcro, donde fue acompañado con una rica ofrenda de más de siete mil piezas.

Te recomendamos:  

Inaugurarán la exposición “Celebrando la Independencia” en Cozumel

EM/dsc

The post Inicia proyecto de conservación y restauración de Ek’ Balam, en Yucatán appeared first on El Maya.