En Yucatán aún faltan 300 mil libros de texto



MÉRIDA, 6 de septiembre (ElMayaMX).— A dos semanas de que inició el nuevo ciclo escolar, la secretaria de Educación en Yucatán, Loreto Villanueva Trujillo, reconoció que aún no reciben poco más del 11 por ciento de los libros de texto gratuito para la entidad; es decir,  alrededor de 300 mil ejemplares que afectan a estudiantes de al menos cinco municipios, entre ellos Mérida.

En entrevista con medios, la funcionaria estatal reconoció que este atraso ha ocasionado afectaciones en el aprendizaje de los alumnos, toda vez que los libros de texto son una “herramienta fundamental” que debe ir a la par con la enseñanza en el aula.

A Yucatán le corresponden dos millones 631 mil 557 libros de texto gratuito que debieron ser entregados antes del arranque del ciclo escolar, el pasado 26 de agosto.

Hace unos días, Villanueva Trujillo lamentó que falte poco más de la mitad de estos ejemplares en el nivel secundaria y telesecundaria. A partir de eso, días más tarde, la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) comenzó a enviar a “cuentagotas” los faltantes para Yucatán, los cuales se empezaron a distribuir en las zonas donde hacían falta.

Poquito a poquito nos han estado llegando (los libros)… si vamos a cumplir apenas nos lleguen, no tenemos nada en bodega, todo ya se ha mandado”, comentó Villanueva Trujillo.

Explicó que dicho retraso se debió también a una demora en las licitaciones de los ejemplares. La funcionaria consideró que, a pesar de este atraso, los maestros de Yucatán son creativos y trabajan aun cuando no cuentan con todo el material didáctico para avanzar en la impartición de clases.

Por su parte,  el gobernador Mauricio Vila exigió al gobierno federal agilizar la entrega de libros de texto gratuitos para Yucatán a fin de dejar de afectar a alumnos de educación básica de la entidad.

TE RECOMENDAMOS:

Sin libros, así comenzarán clases en secundarias de Yucatán

AM.MX/dsc

The post En Yucatán aún faltan 300 mil libros de texto appeared first on El Maya.